Cocinar a Fuego Lento

El cocinar esta teniendo un nuevo Boom, sobretodo en el género masculino ya que cada vez más y más hombres disfrutan el cocinar y quedarse en casa a hacer de amo de casa mientras sus esposas salen a trabajar. No es el caso de todos pero muchas veces el cocinar se vuelve una carrera contra el tiempo y se termina por cocinar platos sencillos y rápidos que aunque pueden saber muy bien, nada supera a la cocina a fuego lento en cuanto a sabor.

La técnica de cocción a fuego lento es bastante simple pero muy poderosa, al tener a los ingredientes dentro de una cacerola u olla durante un tiempo prolongado estos irán poco a poco suavizándose y desprendiendo su sabor. Aunque la mayoría de platillos donde más se utiliza esta técnica es en sopas y estofados, la realidad es que se pueden hacer varios platillos incluidos postres.

En la actualidad hay artefactos de cocina llamados “Slow-Cookers” u Ollas de cocción lenta, y aunque son buenas, la verdad es que no necesitamos nada elaborado para empezar a cocinar a fuego lento. Simplemente necesitamos una estufa cuyo fuego pueda ser bajo (funcionan mejor las de gas que las de convección en estos casos, aunque se pueden utilizar las segundas sin problema alguno) y una olla o cacerola con tapa. Y ¡listo! ya estamos preparados para cocinar a fuego lento. Aquí les dejamos una pequeña receta para que la utilicen pronto y nos cuenten que tal.

LASAÑA DE CHAMPIÑONES Y ESPINACAS A FUEGO LENTO

Ingredientes

  • Spray anti-adherente o pueden usar aceite vegetal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 paquete (8 onzas) de champiñones frescos picados en rebanadas
  • 1 paquete (6 onzas) de hojas de espinaca tiernas
  • 1 lata (14.5 onzas) de tomates en cubos con albahaca, ajo y orégano, sin escurrir. O pueden cortar sus propios tomates y sazonarlos
  • 2 tazas de salsa de tomate
  • 1/2 cucharadita de especias italianas secas para sazonar
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1 paquete (8 onzas) de queso ricotta semidescremado
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida
  • 6 láminas secas de lasaña, sin cocinar
  • 1-1/2 tazas de mezcla de quesos italianos rallados, divididas

Instrucciones

  1. Rocíe el interior de una olla con el spray de cocina. Caliente el aceite en un sartén grande a fuego medio-alto. Añada los champiñones y cocine durante aprox. 3 minutos, remueva de vez en cuando. Añada las espinacas y cocine durante 3 minutos más o bien cuando los champiñones estén tiernos y las espinacas se hayan ablandado, removiendo de vez en cuando. Añada los tomates sin escurrir, la salsa de tomate, las especias italianas y la sal, y remueva. Hierva. Baje el fuego y cocine a fuego lento durante 2 minutos, removiendo de vez en cuando. Mientras tanto, mezcle el queso ricotta, 1/4 de taza de queso parmesano y la pimienta en un tazón pequeño. Póngalo a un lado.
  2. Esparza 3/4 de taza de la salsa en el fondo de la olla de cocción lenta. Coloque 3 láminas de lasaña sobre ella. Rompa las láminas si es necesario para que quepan bien. Cubra con 3/4 de taza de salsa, la mezcla con el queso ricotta y 1 taza de quesos italianos. Cubra con 3/4 de taza de salsa y las 3 láminas restante de lasaña. Rómpalas si es necesario para que quepan bien. Añada con una cuchara el resto de la salsa sobre la pasta.
  3. Tape la olla y cocine a temperatura BAJA durante 5 horas o hasta que la pasta esté cocida. Espolvoree la 1/2 taza de quesos italianos restante y el 1/4 de taza de queso parmesano restante. Tape y repose durante 5 minutos o hasta que el queso se derrita.

¡Buen Provecho!